Diputado Venegas oficia a Hacienda y Economía por demandas de pescadores artesanales ante grave crisis financiera por sobreexplotación de la merluza común

138
0
Share:

Con el objetivo de visibilizar el complejo problema que viven los pescadores artesanales del balneario de Pichicuy, de La Ligua, quienes acusan escasez de productos del mar, especialmente de la merluza común, por la sobreexplotación de la especie en los mares de la región de Valparaíso, el diputado Nelson Venegas ofició a la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y a los ministerios de Hacienda y Economía para que atiendan las demandas que los gremios del sector presentan periódicamente ante la crisis económica que atraviesan en la última década debido a la falta de política públicas que corrijan la inequidad existente en materia de extracción.

Luego de continuas reuniones entre el equipo de trabajo del parlamentario socialista y dirigentes de distintas organizaciones pesqueras —puesto que este problema se extiende por toda la costa de esta parte del país— se resolvió informar a mencionadas reparticiones de Gobierno sobre las necesidades que urgen ser abordadas y resueltas para mantener con vida este tradicional rubro marítimo.

Uno de estos requerimientos es la reactivación del «Programa de monitoreo del recurso pesquero merluza común y otros disponibles en las regiones IV, V, VI, VII y VIII» de la Subpesca, que desde el 2018 no ha sido replicada.

«La pesca artesanal constituye una fuente laboral y de ingresos fundamentales para las comunidades costeras, quienes dependen en gran medida de los recursos que el mar provee. Debido a las malas prácticas y sobreexplotación de los recursos del mar, es más frecuente la escasez de estos para su extracción», expresó el parlamentario socialista.

Explicó Venegas que «el este programa de monitoreo tenía por finalidad recopilar información referente a las unidades de pesca afectadas por escasez de recursos; fomentar la actividad pesquera artesanal asociada a las unidades de pesca que concentran principalmente la extracción del recurso merluza común, para propiciar acciones de diversificación de dicha flota; y de generar beneficios económicos que permitan disminuir el esfuerzo de pesca sobre dicha especie». 

Sostuvo que «para la aplicación de este monitoreo anualmente se dispuso de una suma de dinero para cada uno de los tripulantes y/o armadores participantes, con el objetivo de solventar los costos asociados que implicaba el desarrollo de esta actividad en terreno. Sin embargo, esta medida compensatoria no ha sido replicada por los gobiernos desde el año 2018, generando un fuerte perjuicio para la actividad productiva de los pescadores artesanales que se dedican a la extracción de este recurso».

 

Mecanismos de devolución

 

En la actualidad no sólo la Merluza Común escasea. 

«En general son todos los productos del mar que permiten mantener la pesca artesanal como una actividad productiva en las costas de Chile. Por eso es de real importancia la reposición de un bono compensatorio (por veda biológica de cualquier especie marina) para los pescadores artesanales inscritos en el Registro Pesquero Artesanal (RPA); pero no sólo por la escasez de merluza: un bono compensatorio por la falta o disminución de los recursos marinos en las costas chilenas, los que han generado una grave crisis económica que afecta al sector de la pesca artesanal», expuso Nelson Venegas.  

Comentó al respecto que es necesario «un bono para los pescadores artesanales inscritos en el Registro Pesquero Artesanal, entregado por pescador y no por embarcación y de forma trimestral». 

«También —agregó— hago presente la posibilidad, como ayuda a los pescadores frente a la grave crisis económica que les afecta, de excluirlos del Impuesto Específico a los Combustibles, ya que esta actividad productiva, a diferencias de otras, no cuenta con mecanismos de devolución o recuperación del EIC». 

«Este impuesto (IEC) fue implementado en 1985 con el propósito de financiar la reconstrucción de carreteras, representa el 45,9% del precio de venta por litro de gasolina de 93 octanos. En el caso del diésel corresponde al 23,2% del precio», cerró.

 

Share: