Mesa Hídrica de Aconcagua realizó su cuarta sesión con énfasis en la necesidad de ampliar el debate hacia lo legislativo

201
0
Share:

El gobernador Rodrigo Mundaca convocó y encabezó la Mesa Aconcagua Ampliada con la presencia de los directores regionales de la DGA y DOH, delegados presidenciales San Felipe, Concón, seremi MOP y CNR, alcaldes de Catemu, Calle Larga, Los Andes, San Felipe, Putaendo, Concón representantes de las organizaciones de usuarios de agua de las 5 secciones de la cuenca del Aconcagua, representantes de los APR  y asociaciones socio medio ambientales.

Se analizó la crisis que vive Aconcagua y en las diferentes intervenciones hicieron mención a la necesidad de avanzar en soluciones de infraestructura, a través de la ejecución del plan de obras; agilizar plantas desalinizadoras; reutilización de las aguas tratadas que se vierten hoy al mar, fiscalización de la minería y sanitaria, sumar a las aguas subterráneas en la disponibilidad hídrica, controlar la extracción de áridos, cuidar de los humedales y glaciares, del equilibrio ecosistémico y la necesidad de controlar los cultivos en cerros, de las paltos, que desestabilizan a todo el río. Todo esto con el fin de hacer una correcta gestión por la sustentabilidad de la cuenca del Aconcagua en toda su extensión.

A su vez, los regantes de la precordillera señalaron que era fundamental mejorar la actual regla de reparto, para que sea equitativa y de acuerdo con todas las fuentes de agua existentes: «No más daño a la pequeña agricultura del Valle de Aconcagua»

Los representantes de la agricultura familiar campesina de Los Andes, Calle Larga, San Esteban, Santa María, Rinconada y San Felipe- llegaron a la costa para manifestar su dolor por la actual regla de reparto, debido al daño histórico e irreparable que les ha ocasionado, los que han perdido sus cultivos, enfrentando la peor temporada de riego en décadas.

«Por un reparto justo y con toda la información sobre la mesa»

Los afectados mencionaron la necesidad de hacer un reparto con equidad y para eso se requiere equiparar el agua que se otorga por hectárea. Mientras a la primera y tercera se le otorga 1,3 I/s, a la segunda se le otorga más del doble: 2,8 I/s.

Luego, insistiendo en la necesidad de igualdad: se solicitó, encarecidamente, a las autoridades fiscalizar la cantidad de agua que produce la segunda, que sería más que la que declara, ya que en Panquehue se ven los canales llenos, lagunas, praderas y cerros verdes. Y no se entiende que tengan a Catemu y LLay LLay secos, donde también se solicitó fiscalizar el exceso de drenes e intervención que hubo en los esteros que secaron ambas comunas.

En la línea de restablecer el equilibrio, se señaló la necesidad de fiscalizar la legitimidad de los desproporcionados derechos de la segunda, que desequilibraron el reparto y a la cuenca.

Share: