196
0
Share:

Como una actitud «mezquina», que empequeñece la labor de los parlamentarios en el país, calificó lo ocurrido esta semana en el Congreso, el diputado del Distrito 6, Nelson Venegas, quien fue censurado de la presidencia de la Comisión de Recursos Hídricos y Desertificación, rol que, de acuerdo a sus declaraciones, cumplió eficientemente, a tal nivel que ayer la Cámara aprobó en forma unánime y transversal un proyecto desarrollado durante su gestión en la testera de dicho organismo, que tiene que ver con beneficiar a los comités de agua potable rurales de Chile.

«Hay un sector político que no le interesa lo que realmente pasa con la ciudadanía y se preocupa de puras mezquindades, asuntos que solo les interesa a ellos, que no tiene repercusión en la gente», aseveró el parlamentario socialista al respecto.

«Por cuanto estamos frente una pequeñez de la política —sostuvo—, por lo que hago un llamado a cambiar esta regla porque Chile requiere otra cosa de nosotros».

Venegas explicó que «esta comisión trabajó en forma eficiente, incluso sacó el proyecto que favorece a los comités de agua potable rurales de Chile, fue aprobado por el cien por ciento de la Cámara. Es decir, tanto republicanos como comunistas estuvieron dispuestos a aprobar a favor de un proyecto de ley que salió desde la Comisión; por lo tanto no hay ninguna justificación en términos de tomar esa decisión».

Manifestó que «ayer fui censurado como presidente de la Comisión de Recursos Hídricos y Desertificación. La misma oposición que presentó esta moción, se ausentó todo el invierno de una comisión en la que escuchamos a los distintos actores relacionados con el mundo del agua, y en la que estábamos llegando a consensos importantes para avanzar en acciones concretas para responder a la dramática crisis hídrica que estamos enfrentando».

Agregó que «yo me voy con la frente en alto, porque, insisto, antes de dejar la presidencia logramos sacar adelante un proyecto muy importante para las comunidades de agua potable rural, que sufren mientras la agroindustria y la gran minería se queda con el agua de los más humildes. Soy un defensor de los trabajadores y del campo, y por lo mismo seguiré impulsando iniciativas que vayan en esa línea.»

Share: