DENUNCIAN A ANGLO AMERICAN POR USO DE AGUA NO AUTORIZADO Y ELUSIÓN AL SISTEMA DE EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

246
0
Share:

La Junta de Vigilancia de la Primera Sección del río Aconcagua presentó una denuncia ante la Superintendencia de Medio Ambiente por uso de agua no autorizado y elusión al SEIA de la minera ANGLO AMERICAN. Según constatan dirigentes de APRs de la zona el acuífero de la provincia de Aconcagua N° 307 ha bajado más de un metro desde el inicio de la compra de agua.

La denuncia señala que ante la falta de recurso hídricos la minera Los Bronces, perteneciente a Anglo American Sur S.A, extrae recursos hídricos desde puntos que no fueron evaluados en sus autorizaciones de funcionamiento contendidas en sus autorizaciones ambientales. Lo anterior también implica generar un flujo de camiones superior al autorizado por sus Resoluciones de Calificación Ambiental desde diversas localidades hacía su embalse «Las tórtolas»: «Creemos que la compra y traslado de dichos volúmenes de agua por parte de Anglo American Sur S.A configurarían un cambio de consideración a los proyectos calificados ambientalmente que no fue ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en conformidad con la Ley 19.300 y con el Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en su artículo 2 letra g.3», señaló Javier Crasemann, presidente de la Junta de Vigilancia de la Primera Sección del río Aconcagua.

Anglo American traslada alrededor de un millón y medio de litros de aguas, de desconocida naturaleza, día a día, para el funcionamiento de sus faenas. Existen antecedentes de que la empresa San Clemente (ex Conservera Pentzke) ha suministrado estas aguas a la denunciada sin contar con las autorizaciones necesarias para realizar dicha actividad. La propia Municipalidad de San Felipe afirmó que la empresa está impedida de vender aguas industriales hasta que no regularice su situación. La extracción de agua desde la comuna de San Felipe al depósito de relaves «Las tórtolas» implica una disminución de la disponibilidad de agua en el sistema hidrológico del lugar de origen y un desbalance hídrico. El traslado de los volúmenes de agua indicados a otra región implica desbalancear el equilibrio hídrico de la zona. Ya sea que se trate de la no devolución del agua tratada a su punto de descarga, como la extracción del agua cruda y su envió a la denunciada.

Como organización de usuarios de agua señalan que desconocen si Anglo American cuenta con los permisos sectoriales necesarios para esta compra y traslado de agua. La investigación de esta denuncia no debe limitarse a la extracción que se realiza desde la conservera Pentzke, sino que debe solicitar a Anglo American que le informe todas las compras de agua que está realizando, indicando volúmenes, frecuencia y rutas de los camiones que transportan estos recursos y las autorizaciones ambientales de los proveedores para vender el agua o residuos industriales tratados, si este fuera el caso, ya que al parecer Anglo American estaría realizando compras en diversos puntos de la región de Valparaíso y la Región Metropolitana.

Incumplimiento de ANGLO AMERICAN al cierre de sus compuertas

Adicionalmente, el pasado 22 de junio se le solicitó, por carta a la fiscal de la minera, cumplir e informar, en 48 horas, sobre su obligación de cierre de sus compuertas para asegurar el consumo humano del Gran Valparaíso, tal como lo exige el ministerio de Obras Públicas en su Resolución DGA (Exenta) N°1390 y en la Resolución (Exenta) N°481 de la DGA Región de Valparaíso, de fecha 14 de junio de 2022.  «Sin embargo, hasta la fecha, ya muy fuera del plazo, no ha habido respuesta ni información de ANGLO AMERICAN, por lo que se entiende hay un incumplimiento de la minera en aportar con agua para consumo humano en una de las más graves sequías de la historia,  donde el resto de los usuarios se están restringiendo y sacrificando» enfatizó el presidente de la Primera Sección del río Aconcagua.

 

Diputado Nelson Venegas preocupado por la crisis hídrica del Valle y región presenta oficio de fiscalización

«Nos parece gravísima esta situación denunciada por la Primera Sección del Río Aconcagua, ya que nuevamente estamos ante hechos que no hacen más que empeorar las consecuencias de la grave crisis hídrica que vive nuestro valle. Es por eso que, en línea con el trabajo conjunto que hemos desarrollado en beneficio de toda la comunidad e incluso con gestiones ante el ministro de Obras Públicas, es que hoy apoyamos categóricamente la denuncia a Anglo American ante la superintendencia de Medio Ambiente, por la extracción de agua no autorizada y elusión al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

Lo anterior, sin lugar a dudas, afecta directamente al caudal del río, prioridad en nuestra defensa del agua para el valle de Aconcagua, y es por eso que he presentado un oficio de fiscalización para esclarecer si la empresa minera cuenta con los permisos pertinentes, si las autorizaciones ambientales de los proveedores están en regla, cuáles son los volúmenes, frecuencias y rutas de los camiones que trasladan agua, y sobre el incumplimiento de la obligación que tiene Anglo American de cerrar sus compuertas para asegurar el consumo humano. Esto no da para más y seguiremos impulsando todas las acciones que contribuyan a la defensa del agua».

Share: